Transferencia de Grasa

La transferencia de grasa, también conocida como inyecciones de grasa o injerto de grasa, consiste en tomar la grasa de una parte de su cuerpo (generalmente del estómago o los muslos) e inyectarla en algunas zonas de la cara para aumentar el volumen y eliminar las arrugas mas superficiales. Este es  un procedimiento estético cada vez más popular realizado aon el fin de agregar plenitud a la zona inyectada, de manera muy similar a los rellenos dérmicos. Para algunas personas la ventaja principal de las inyecciones de grasa es que están usando un material extraído de su propio cuerpo en lugar de un material extraño. Sin embargo uno de los inconvenientes de ésta técnica es que no todas las células grasas sobreviven lo cual puede dar resultados desiguales e implica que dichos resultados sean menos previsibles que cuando se utilizan rellenos dérmicos.

Soy un buen Candidato? Los candidatos ideales para el procedimiento de transferencia de grasa son aquellas personas que desean lograr mas volumen en ciertas áreas de la cara. La grasa se puede utilizar para rellenar los labios, la barbilla, la zona debajo de los ojos, cicatrices causadas por el acné y tambien pueden ayudar a corregir los defectos causados por alguna cirugía y lesiones. La transferencia de grasa también se está volviendo popular para devolver el volumen a la piel del dorso de las manos, los glúteos y el pecho.

Antes del procedimiento - Es muy importante que hable con su médico para establecer claramente sus expectativas del tratamiento y que resultados se pueden lograr. Este procedimiento implica tanto la liposucción (la eliminación de exceso de grasa) y la transferencia de grasa (la inyección que la grasa en la zona deseada), por lo que necesita estar preparado para dos tratamientos.

Durante la cirugía - La primera parte del tratamiento de la transferencia de grasa consiste en recoger grasa del abdomen, los gluteos y/o los muslos. Pequeñas incisiones de unos 5mm se realizan alrededor de la zona a tratar y un tubo de succión o cánula se utiliza para romper y extraer la grasa no deseada. La grasa se retira pero la capa superficial de la piel permanece unida los tejidos y músculos subyacentes, y se deja un fino manto de grasa  para evitar ondulaciones, protuberancias o irregularidades en la. La grasa recogida se prepara antes de la reinyección en la nueva área. Para las áreas de la cara se utilizan pequeñas agujas para distribuir la grasa cuidadosamente y de manera uniforme en la capa subyacente a la piel. Todo el procedimiento suele tomar alrededor de una hora.

Recuperación – Dependiendo de la extensión de la liposucción, usted puede estar en capacidad de regresar a sus actividades normales después de 1-7 días posteriores al procedimiento.

Beneficios – El procedimiento de transferencia de grasa reduce la apariencia de líneas y arrugas y permite recuperar el volumen perdido en la piel. Un beneficio adicional del procedimiento de transferencia de grasa es la utilización su propia grasa por lo cual es compatible con su cuerpo y no causa reacciones alérgicas.

Riesgos y complicaciones – Los efectos secundarios potenciales del procedimiento de transferencia de grasa incluyen un poco de presión, malestar y ardor cuando la grasa es succionada y mientras  se inyecta en la zona nueva, pero el tratamiento rara vez es doloroso. Es normal la aparición de algunos moretones e hinchazón alrededor de la zona de donde la grasa se recogió y en la nueva zona inyectada. La transferencia de grasa es un procedimiento muy seguro y efectos secundarios o riesgos más graves tales como infección, entumecimiento y daño a los nervios son poco comunes.

Costo – El precio de la operación de transferencia de grasa puede variar de £ 2000 – £ 4000 o más dependiendo del número de procedimientos necesarios para lograr el resultado deseado.

Encuentre un especialista- Asegúrese de seleccionar un cirujano estético con experiencia tanto en la eliminación de grasa (liposucción), como en  los procedimientos de transferencia e inyección de grasa para llevar a cabo este tratamiento.